Mi hermosa madre disfruta de una follada de fin de semana

0 views
|

Mientras estaba tranquilo y pensaba que podría hacer para divertirme el fin de semana note que mi madre estaba vestida con un vestido realmente sensual, hecho que me calentó y decidí acércame, entre indirectas y algunos coqueteos terminamos bien cachondos y disfrutando de nuestros cuerpos, mi madre no titubeo a la hora de comerse mi polla enorme y dejarla bien dura para que luego se la enterrara en su vagina húmeda hasta hacerla gemir para alcanzar el orgasmo, una vez satisfechos sus deseos, me corrí en su cara y la deje llena de semen.